DIETAS.NET
Acceso a Usuarios

Nick:

Contraseña:

Nutrición
Nutrientes Esenciales
Alimentos
Alimentación Equilibrada
Salud

HOME - NUTRICIÓN - LAS VITAMINAS - CARACTERÍSTICAS Y BENEFICIOS DE LAS VITAMINAS

CARACTERÍSTICAS Y BENEFICIOS DE LAS VITAMINAS

Características y Beneficios de las Vitaminas
Las vitaminas son nutrientes necesarias para el buen funcionamiento celular del organismo y, a diferencia de algunos minerales, actúan en dosis muy pequeñas.
PUBLICIDAD
Facebook   Twitter  Aumentar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra Añadir a favoritos Enviar a un amig@ Imprimir
Las vitaminas son nutrientes necesarios para el buen funcionamiento celular del organismo y, a diferencia de algunos minerales, actúan en dosis muy pequeñas.

Las Vitaminas son esenciales en el metabolismo y necesarias para el crecimiento y para el buen funcionamiento del cuerpo. Pero éste no puede fabricarlas por sí mismo, a excepción de la Vitamina D es producida la vitamina D, que se puede formar en la piel con la exposición al sol, y las vitaminas K, B1, B12 y ácido fólico, que se forman en pequeñas cantidades en la flora intestinal.

Cada vitamina tiene una función específica sobre el organismo, éstas las obtenemos de los distintos alimentos, por ese motivo debemos llevar una dieta que las contenga todas de un modo equilibrado. Debemos tomar una combinación adecuada de los grupos de alimentos con el fin de solventar todas las carencias vitamínicas.

Aunque por sí mismas no aportan energía, las vitaminas son sustancias indispensables en nuestra nutrición. Sin ellas el organismo no podría aprovechar los elementos constructivos y energéticos suministrados por medio de la alimentación.

Para llegar a ser conscientes de la importancia de las vitaminas en nuestro cuerpo, debemos comprender cómo sin ellas no sería posible que se dieran reacciones dentro del organismo que hacen que éste cumpla con sus funciones normales.

Simplificando, su efecto consiste en ayudar a convertir los alimentos en energía. Debemos tener en cuenta que la ingestión de cantidades grandes de vitaminas no ayuda ya que no eleva la capacidad física. Únicamente se tomaran en dosis más elevadas en el caso de que exista un déficit de alguna de ellas (provocado por dietas no equilibradas o a la fatiga).

También debemos tener en cuenta que las necesidades de las dosis vitamínicas, variarán según nuestra edad, sexo e incluso según la época del año.

Las vitaminas se dividen en dos grupos principales, según la capacidad de disolución:

Vitaminas liposolubles:
Son aquellas que encontraremos disueltas en grasas y aceites. Se almacenan en el hígado y en los tejidos grasos, aunque las podemos encontrar en la grasa que hay repartida en el cuerpo.
Las vitaminas liposolubles son: Vitamina A (Retinal), Vitamina D (Calciferol), Vitamina E (Tocoferol), Vitamina K (Antihermorrágica).

Vitaminas hidrosolubles:
Son aquellas que se siuelven disuelven en agua. Éstas son muy necesarias para muchas de las reacciones químicas que experimenta nuestro cuerpo. Estas no se almacenan en el organismo.
Las vitaminas hidrosolubles son: Vitamina C (Ácido ascórbico), Vitamina B1 (Tiamina), Vitamina B2 (Riboflavina), Vitamina B3 (Niacina), Vitamina B5 (Ácido pantoténico), Vitamina B6 (Piridoxina), Vitamina B8 (Biotina), Vitamina B9 (Ácido Fólico) y Vitamina B12 (Cobalamina)

  • Vitamina A (Retinol): funcionamiento de los tejidos, y beneficiosa para la vista. La podemos encontrar en el hígados como el de pescado, de buey, de ternera y de cerdo. En verduras como espinacas, zanahorias, brócoli, achicoria, calabaza amarilla, maíz amarillo. En las levaduras, mantequilla, quesos. Frutas como el albaricoque, caquis, melocotón y melón.
  • Vitamina B1 (Tiamina): Su carencia puede producir inflamación de los nervios, anorexia y fatiga. La podemos encontrar en alimentos como la levadura, carne de cerdo, legumbres secas, pan integral, yema de huevo, harina de maíz, cacahuetes, nueces.
  • Vitamina B2 (Riboflavina): substancia importante que ayuda al metabolismo a convertir las proteínas e hidratos en ácidos grasos. La encontraremos en el hígado de cerdo, de ternera, de buey y en alimentos como el queso, jamón crudo, setas frescas, carne, huevos, almendras, pescado, leche y legumbres.
  • Vitamina B6 (Piridoxina): interviene en reacciones de transaminación, descarboxilación y en el aporte de aminoácidos. Es una substancia esencial en el metabolismo de los ácidos grasos. Su carecía puede producir apatía y depresión. Los alimentos que la contienen son sobretodo la levadura, harina integral, huevos, hígado, pescado, carne con nervio, semillas de cacahuete, de soja, patatas, espinacas y legumbres.
  • Vitamina B12 (Cianocobalamina): transforma el ácido fólico en folínico. Su carencia puede provocar atrofia de la mucosa digestiva. La contienen el hígado, riñones (especialmente servidos crudos), pescados, huevos, quesos fermentados.
  • Vitamina C (Ácido Ascórbico): esta substancia es oxido-reductora, los bajos niveles de esta vitamina provocan hemorragias, deficiencias celulares y alteración del tejido óseo. Para cubrir su carencia podemos comer naranjas, limones, mandarinas, tomates, berzas, pimientos, patatas, perejil, nabos, espinacas, fresas y melones.
  • Vitamina D (Colecaldiferol): aumenta la absorción de sales de calcio y fósforo, la baja presencia de la vitamina causa alteraciones musculares y reblandecimiento óseo. Para ello podemos añadir a nuestra dieta el aceite de hígado de pescado, pescado de mar, yema de huevo, leche y derivados.
  • Vitamina E (Tocoferol): vitamina antioxidante. Evita las distrofias musculares y las alteraciones vasculares degenerativas. Podemos encontrar altos contenidos de esta substancia en el aceite de semillas, de grano, de maíz, de girasol, las espinacas, lechuga, hojas verdes en general y yema de huevo.
  • Vitamina B10-11 o Folacina o Ácido Fólico: participa en fenómeno de crecimiento y desarrollo. Su carencia provoca anemias, lesiones gastrointestinales y diarreas. Para evitarlo podemos tomar copos de maíz, espinacas, hígado, plátanos, almendras, cacahuetes naranjas, tomates, leche, huevos, patatas y albaricoques.
  • Vitamina K o Filokinona o Antihemorrágica: interviene en el sistema de coagulación sanguínea, en consecuencia la falta de ella puede provocar hemorragias. La contienen las Hojas verdes, espinacas, coles, tomates, guisantes, hígado de buey, huevos.
  • Vitamina P (Citrina): ayuda a aumentar la resistencia capilar y favorece la acción de la adrenalina. Podemos encontrarla en los agrios (especialmente la corteza), pimientos, tomates, uvas, albaricoques, y en el trigo morisco.
  • Vitamina B5 (Ácido Pantoténico): Interviene en el proceso de la eliminación de compuestos nocivos para el organismo, y en el metabolismo de grasas y proteínas. Un alto índice de esta vitamina la tiene alimentos como el hígado y los riñones de buey (especialmente crudos), cáscara de cereales, huevo crudo, coliflor, verduras verdes y leche.

Este Ejercicio Permite Eliminar la Grasa de tus Brazos

Muchas personas se quejan de sus brazos blandos y sin formas. Sin embargo, existe una solución. Un experto en Fitness ha diseñado un ejercicio fácil y que puedas hacer desde casa para que elimines esa grasa de tus brazos en muy poco tiempo. Lo único que debes hacer es seguir sus consejos y despedirte de esa grasa molesta. Para poder ver el ejercicio ingresa aquí:

Política de Privacidad/Legal

Han visitado este artículo 86.792 personas.

VALORACIÓN DEL ARTÍCULO (73 votos):    

COMENTARIOS
Hay 1 Comentarios anteriores
RECOMIENDA ESTE ARTÍCULO A UNA AMIGA
 
Enviar Artculo a una Amiga
   VALORA ESTE ARTÍCULO
   1 2 3 4 5
PUBLICIDAD
Facebook Twitter
PUBLICIDAD
  DESARROLLADO POR
EXUR
|  HOME   |  DIETAS  |  RECETAS  |  NUTRICIÓN  |  EJERCICIO  |    |  ADELGAZAR  |  BAJAR DE PESO  |  PREGUNTAS Y RESPUESTAS  |  USUARIOS  |  TABLAS Y CALCULADORAS  |

Términos y condiciones | Contacte con nosotros | Publicidad | Sitemap
©2004 - 2014 - Exur Ltd.
Canal Nutrición - Las Vitaminas - Características y Beneficios de las Vitaminas