HOME - DIETAS - DIETAS TRADICIONALES - 10 MENTIRAS SOBRE LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS

10 mentiras sobre las dietas bajas en carbohidratos

Cuando se habla de dietas bajas en carbohidratos, es común encontrar en ellas excelentes impresiones cuando el tema es cómo adelgazar, además suelen ayudar a revertir enfermedades comunes tales como la obesidad, el síndrome metabólico, y la diabetes tipo 2, entre otros. Pero existe un problema que ha aumentado con el tiempo entre las comunidades que se dedican a llevar este tipo de dietas.

Muchas afirmaciones en cuanto a este tema se han tomado como verdaderas y muchos mitos que no han sido demostrados científicamente han logrado afianzarse. Como resultado se ha creado un fenómeno conocido como pensamiento de grupo, que es común en las comunidades que se dedican a tratar temas nutricionales y por consiguiente pueden tomar el camino hacia distorsionar lo que realmente es verdad.

Si investigas un poco te darás cuenta que existen muchas opiniones extremistas que poseen muchas restricciones que no ayudan para nada a realizar ninguna dieta que permita adelgazar, ni mucho menos baja en carbohidratos. Estos grupos de cierta manera, buscan asustar a las personas para que no se animen a probar una dieta, y con esto nunca verán los beneficios de alguna dieta por más saludable que sea. Para no cometer estos errores te explicaremos a continuación algunas mentiras que suelen existir cuando se habla de dietas bajas en carbohidratos.

Por naturaleza los carbohidratos se suelen consumir esencialmente para engordar, pero opinar que todos estos son malos porque al consumirlos subirás de peso, no es completamente cierto, es como es cometer el mismo error de pensar que todas las grasas son malas debido a los efectos de las grasas trans y los aceites vegetales. La verdad radica en que no todos los carbohidratos engordan, depende totalmente de la forma y el proceso que ha tenido el alimento en específico que estas consumiendo.

Para que los carbohidratos consigan aumentar tu peso, es necesario que hayan pasado por un proceso de refinación, que te incite a consumirlo excesivamente, al punto de que se vean muy apetecibles para comerlos sin ningún tipo de control.

Para hacerlo más real, te damos un ejemplo, si te comes una papa horneada con vegetales por sí sola no tendrá muchas calorías, ya que contiene fibra y esto hará que la comas lentamente y tu cuerpo la asimilara de igual forma logrando provocar la sensación de llenura rápidamente. Pero, si hablamos de papas fritas ya es otra tema, porque estas han sido fritas en un aceite de maíz, se les han agregado sal y pimienta o alguna salsa, como por ejemplo, queso fundido. Con todos estos ingredientes ya se está hablando indiscutiblemente de un alimento que invita a consumirlo en exceso y que estimula el aumento de peso.

Muchas poblaciones del mundo han conseguido mantener una buena salud, con una dieta alta en carbohidratos con alimentos no procesados reales, se pueden mencionar a la población de los kitavans de Nueva Guinea y a los asiáticos que comen en su mayoría arroz y aun así son delgados.

La recomendación es que siempre consumas los alimentos en su estado natural. Mientras más procesado y empaquetado lo adquieras, significa que más químicos añadidos poseen, que se traducen en kilos para tu cuerpo. 

Existen estudios que demostraron que las dietas bajas en carbohidratos ayudan consistentemente a bajar la mayor cantidad de peso posible y que inclusive pueden mejorar la mayoría de los factores de riesgos de contraer alguna enfermedad. Aunque debes tener en cuenta que las dietas bajas en carbohidratos no son apropiadas para todas las personas por igual ya que todos los seres humanos tienen organismos diferentes y lo que puede ser funcional para una persona puede no serlo para otra.

Existen personas que por elección propia no han demostrado gustos por esta dieta baja en carbohidratos, ya sea porque no obtuvieron los resultados deseados o simplemente no les ha gustado como funciona su organismo sin los carbohidratos.

 También existen otras personas a las que la baja de carbohidratos les sería muy perjudicial. Como por ejemplo en personas que son físicamente muy activos, especialmente en atletas involucrados en mucho trabajo anaeróbico. Ya que estas personas necesitan muchos carbohidratos a diferencia de las personas que llevan una vida sedentaria.

A la hora de escoger realizar una dieta baja en carbohidratos debes ir probando poco a poco cómo reacciona tu cuerpo. Sabemos que todo en exceso es malo y si realmente estás acostumbrado a consumirlos con frecuencia, puedes ir reduciendo la cantidad de estos que consumes, para que no tengas un impacto negativo, ni vayas a sentirte mal de salud.

Recuerda que hay que tener siempre en cuenta que las necesidades de una persona son totalmente diferentes a las de otras.

Debemos aclarar que una dieta cetogénica es una dieta muy baja en carbohidratos, casi siempre son menos de 50 gramos de carbohidratos diarios, con un consumo de grasa alto entre 60-85% de calorías.

La cetosis puede ser un estado metabólico altamente beneficioso, especialmente para las personas con ciertas enfermedades como el síndrome metabólico, la diabetes, la obesidad o la epilepsia. Lo cierto es que esta no es la única manera de hacer una dieta baja en carbohidratos ya que, un rango aceptable de carbohidratos podría ser de hasta 100 a 150 gramos de carbohidratos por día o un poco más, y aun así se estaría llevando a cabo una dieta baja en carbohidratos.

Aunque una dieta muy baja en carbohidratos o una dieta cetogénica, puede funcionar muy bien para adelgazar rápidamente y ayudar ciertos estados de enfermedades, no es apropiada para todos. Ni tampoco es apropiada para realizarla a largo plazo porque es un poco difícil de tolerar

Este tipo de dieta te permite comer carnes, jamones, quesos, huevos, el uso de mayonesa y aceite pero te prohíbe todos los carbohidratos, con esto las frutas y la leche. 

Para un diabético es verdad que los almidones como papas o granos se convierten en azúcar provocando que la sangre eleve sus niveles, pero para los químicos por ejemplo la palabra azúcar solo implica ser un material blanco de sacarosa, que es el nombre químico de la azúcar de mesa.

Decirle a las personas que todos los carbohidratos se convierten en azúcares es caer en engaños, es hacerle pensar a la gente que no hay diferencias entre un chocolate o una papa. Si es cierto que todos los carbohidratos se descomponen en azúcar pero no de la misma forma, ya que técnicamente la palabra azúcar incluye diversos azucares simples como la glucosa, la fructosa y la galactosa.

Mientras que el azúcar de mesa contiene la mitad de la glucosa y mitad de fructosa, el almidón sólo contiene glucosa. Es la parte de la fructosa del azúcar que es la más dañina, el almidón no tiene el mismo efecto. Así que tratar de engañar a la gente haciéndoles creer que los almidones son equivalentes al azúcar está mal y es crear una alarma innecesaria.

Los grupos que mencionamos al comienzo del artículo se han encargado de darle mala reputación a los alimentos como las zanahorias, las papas y las frutas. La gente suele ser extremista sin necesidad.

Las personas por lo general piensan que las cosas solo simplemente buenas o malas, sin embargo, hay que tener en cuenta siempre que es necesario saber el contexto en el que se sitúa una persona para estar seguros de que tan efectivo sería elegir una dieta u otra, o sencillamente si no sería perjudicial.

Es verdad que los alimentos anteriormente nombrados hay que limitarlos cuando se habla de dieta baja en carbohidratos o de una dieta cetogénica, pero no tiene que ver con que estos alimentos realmente sean malos para todo el mundo por igual.

Para una persona que lleva a cabo una dieta basada en comida chatarra, si se sustituye un poco de esta, por poca cantidad de fruta al día resultaría saludable si hacemos la comparación. Pero para una persona diabética se atreve a consumir la misma cantidad de frutas, que consume aquel que solía comer comida chatarra,  sería poco saludable por su condición especial.

Es por ello que es muy importante estudiar el contexto para escoger la dieta perfecta para ti. Todo es cuestión de probar y de estar abierto a experimentar poco a poco. 

Muchas personas piensan que beber aceite de mantequilla y aceite de coco resulta una buena idea, quizás lo sea, pero con moderación como todo. A pesar de años publicidad anti grasa, algunos estudios realizados muestran que las grasas saturadas son inofensivas. Así que no hay ninguna razón para evitar los productos lácteos altos en grasa, los cortes grasos de carne, los aceite de coco o de manteca. Puesto que pueden resultar saludable su consumo en cantidades moderadas.

Por el contrario ingerirlas en proporciones descontroladas no es muy buena idea.

Está de moda actualmente agregar mucho aceite de mantequilla y el aceite de coco al café. Hacer esto está muy bien con moderación, porque probablemente dará lugar a una disminución del apetito, por lo que no comerás en exceso. Pero si vas a añadir 20, 30, 50 o más gramos de grasa a su dieta todos los días, entonces tendrás comer menos de otros alimentos más nutritivos como de la carne y verduras. Porque si consumes todos los alimentos si estarías aumentando de peso, por exceso de calorías. 

Otro punto importante en la lista es pensar que sería imposible ganar de peso haciendo una dieta baja en carbohidratos. Muchas personas piensan que cuando los carbohidratos y la insulina son bajos, no se puede ganar peso. 

Lo cierto es, que si es posible aumentar de peso cuando se lleva a cabo una dieta baja en carbohidratos, ya que muchos alimentos bajos en carbohidratos, pueden ayudar a ganar  peso a las personas que son propensas a comer en exceso un alimento, esto incluye al queso, la mantequilla de maní, la crema de leche y las nueces.

Resulta sencillo comer en exceso de estos alimentos, lo suficiente como para detener el proceso de adelgazar y por el contrario comenzar a aumentar de peso mientras estas a dieta.

Aunque muchas personas pueden consumir estos alimentos sin resultarles dañinos y  ni siquiera aumentan de peso. La verdad las personas deben de aprender a moderar su consumo si quieren seguir en el camino de cómo adelgazar sin la restricción de calorías y como dirían por allí, de lo bueno poco. 

Los humanos no tienen las enzimas para digerir la fibra por lo que esta pasa relativamente sin cambios. Sin embargo, esto no significa que la fibra no es irrelevante para la salud, hecho que algunas personas parecen creer.

Hay muchos estudios que demuestran que la fibra, especialmente la soluble, conduce a diversos beneficios para la salud como la pérdida de peso y ayuda a mejorar el colesterol. La fibra que no puede ser digerida por el intestino, se convierte en forma de compuestos beneficiosos como, es el caso del butirato de ácidos grasos, que ayuda a la prevención de enfermedades en el cuerpo.

Existen muchos tipos de fibras, unas en realidad no hacen nada al organismo pero hay otras que resultan muy beneficiosas para la salud.

Los alimentos ricos en fibras son frutas como la manzana, las moras, fresas y también las frambuesas. Las verduras de color verde, especialmente la acelga, la espinaca y la lechuga. Los granos enteros, los frijoles, el salvado de avena o de trigo y los guisantes en su estado natural. 

Llevar un control detallado de todo lo que comes, mientras estas en una dieta baja en carbohidratos es un tema que no es tan importante. Se ha creado un malentendido en torno a esto, que intentaremos explicar. Las calorías son una medida de la energía y la grasa corporal no es más que la energía almacenada, cuando el cuerpo absorbe más energía de la que puede quemar, por lo general se almacena en forma de grasa corporal.

Entonces cuando se realiza una dieta de este tipo, lo que se buscar es usar la grasa corporal almacenada para obtener energía y así poder realizar las actividades de las rutinas diarias. Por este motivo es que se recomienda también realizar ejercicios, se busca que el cuerpo vaya quemando toda la grasa acumuladas que en algún momento fueron calorías que comiste demás.

El motivo por el cual las dietas bajas en carbohidratos funcionan muy bien, es por el hecho que al utilizar la energía que ya tienes almacenada, se reduce el apetito de forma automática, haciendo que las personas coman menos, así que no hay necesidad de contar calorías o el control de porciones.

Muchas personas cuyo metabolismo es saludable y no ha sufrido ningún cambio, pueden mantenerse delgadas comiendo carbohidratos que no sean procesados y seguir estando saludable. Pero, para las personas que de alguna forma tienen problemas con su metabolismo revertir este problema será algo completamente distinto y no significa que los carbohidratos causaron la enfermedad.

El primer paso para hacer que el metabolismo funcione correctamente para aquellos que han sufrido de trastornos es eliminando el consumo de los mismos.

Para las personas sanas que quieran seguir en el camino de la buena salud, no tendrán ningún problema en seguir una dieta alta en carbohidratos, siempre y cuando conozcan bien los alimentos que van a consumir. La prevención no tiene que ser la misma que la cura.

Existe un grave problema en los grupos que se dedican a hablar de nutrición sin ser expertos, puesto que es bien sabido que las personas tienden a estar siempre de acuerdo con lo que creen que es la verdad, por lo que es de esperarse que al buscar información, siempre se quedarán con la aportada por aquellas personas que piensan igual que ellos escogiendo el mismo lado. No se puede caer en el lavado de cerebros que logran distorsionar completamente la verdad, alejando los hechos reales de las ciencias, que han demostrado tanto los beneficios y consecuencias que conllevaría hacer cualquier tipo de dieta.

Se debe tener siempre en cuenta los beneficios y la situación contextual de cada persona, sería una manera ideal de llevar a cabo cualquier dieta, ya sea baja en carbohidratos o la que su organismo requiera, sin caer en mayores fanatismos o en ideas distorsionadas que puedan ser contraproducente para la salud. 

Antes de comenzar una dieta intenta siempre investigar mucho y consultar a un especialista profesional que vaya monitoreando tus pasos para que sepas a ciencia cierta que funciona o no funciona para tu organismo, recuerda que todos somos distintos. 

Facebook   Twitter  Aumentar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra Añadir a favoritos Enviar a un amig@ Imprimir
Sobre El Autor

Dietas.net

Con www.dietas.net aprenderás a bajar de peso rápido y fácil. Todos nuestros artículos están orientados a recetas, ejercicios y consejos de nutrición. ¡Te encantarán!

Comentarios
Lo Más Leído

LA CURA DE UVAS

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA ATKINS

05/30/2007 | Dietas.net

Dieta de emergencia

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ALCACHOFA

05/30/2007 | Dietas.net

El metabolismo y el peso

08/05/2010 | Dietas.net

Crema de aguacates y pepino

08/05/2010 | Dietas.net

DIETA DE LA MANZANA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA MONTIGNAC

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA PASTA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ZONA

05/30/2007 | Dietas.net

Publicidad

Razones por las que luces mayor

La Nueva Píldora Milagrosa Que Usan Para Perder Peso Sin Ejercicios!

. .