HOME - DIETAS - DIETA MACROBIÓTICA - MIRA COMO ADELGAZAR CON LA DIETA MACROBIÓTICA

Mira como adelgazar con la dieta macrobiótica

Para empezar, hemos de decir que la macrobiótica no es realmente una dieta, es más bien una filosofía, un tanto relacionada con el budismo, y un tipo de alimentos en los que se aprecia la influencia del continente asiático. Pone énfasis en que llevemos a cabo un tipo de alimentación más adecuada para la vida diaria.

Está definida según algunos dietistas, más como una dieta “preindustrial” que como una plan de adelgazamiento concreto, y está basada en el consumo de granos, semillas y productos vegetales, rebajando el consumo de alimentos de origen animal a porcentajes mínimos.


Personalidades célebres y del mundo del espectáculo como Madonna o Gwyneth Paltrow han dado cierta popularidad a esta forma de vida, este estilo de alimentación, pues la “dieta” macrobiótica lleva aparejado cierto componente vital armonioso que la ha hecho muy atractiva a otros personajes conocidos como John Travolta, o Sting.

Lo cierto es que, si, además, nos gusta la comida japonesa o la asiática, en general, puede ser un tipo de alimentación que le indique cómo adelgazar de una forma muy saludable y con poco esfuerzo.
La macrobiótica proporciona una serie de beneficios ostensibles para los que la practican. Es muy saludable para las mujeres, ya que esta alimentación es rica en fitoestrógenos, muy útil en los síndromes pre-menstruales, endometriosis o menopausia.

Además este tipo de dieta contiene una gran cantidad de alimentos con un Indice glicémico bajo, con mucha fibra y muy bajos en grasa, con lo que nos sentiremos satisfechos sin que corramos el riesgo de almacenar grasa en nuestro cuerpo.

Incluye carbohidratos complejos con el arroz integral y la cebada, frutas y verduras y otros alimentos naturales no procesados, todos los cuales procuran crear un cierto equilibrio y armonía entre nuestra naturaleza y nuestro entorno.

Otros beneficios que procura esta tipo de régimen alimenticio son por ejemplo, un cutis radiante, ojos con mayor brillo y, a largo plazo, un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y menor índice de envejecimiento prematuro.
Como el tipo de alimentación se basa predominantemente en alimentos no procesados, sus seguidores consumen alimentos estacionales, es decir, los que se encuentren según la estación del año, y asimismo, según el entorno geográfico donde se encuentren. Por ejemplo, no es aconsejable comer frutas tropicales tipo plátano o mango en entornos de climas templados.

Así, en primavera y verano se suele consumir alimentos ligeros como verduras de hojas grandes, maíz dulce, frutas, cebada, bulgur o cuscús, que se suelen tomar cocidos al vapor o bien crudos.

En meses más fríos, toman alimentos con mayor contenido, más concentrados, como los tubérculos y granos más pesados como el mijo y el trigo sarraceno. Si vivimos en zonas templadas son aconsejables las manzanas y las peras.
Aquéllos adeptos a la alimentación macrobiótica indican asimismo, que las aves de corral, la carne y los huevos deben ser evitados , ya que son alimentos de elevado “yin”, cuyo consumo puede producir “estancamiento” del cuerpo. Si bien no consumir estos alimentos en principio no es perjudicial para el organismo, la cantidad de nutrientes esenciales del tipo del calcio, las vitaminas D y B12 y el hierro que contienen hacen que no sea aconsejable que los niños, adolescentes y mujeres embarazadas, o en periodo de lactancia, se abstengan de ellos al menos mientras se encuentran en esos períodos, según el dietista Trent Watson de la Red de Salud de Ethos

Además, otros alimentos proscritos en la dieta macrobiótica incluyen el azúcar, el alcohol, la miel, el café, chocolate, especias muy calientes, productos químicos y conservantes en general, aceites vegetales de baja calidad, leche comercial, yogur y quesos blandos, ya que todos ellos son considerados demasiado “yang”, es decir, sobre-estimulan.

De cualquier forma, ateniéndonos a principios nutricionales básicos, lo cierto es que alimentos como el chocolate y el alcohol son ricos en calorías, por lo que abstenernos de ellos siempre será beneficioso si es que queremos averiguar cómo adelgazar esos kilos que nos sobran.
El 60 % lo ha de constituir principalmente el cereal integral (arroz, cebada, mijo o centeno); el 30 % debe estar constituido por verduras, idealmente cruda al menos un tercio de ella; el 10% restante ha de estar conformado por tofu, tempeh o vegetales o algas marinas como el wakame.

Si físicamente somos dinámicos, podremos incluir alimentos como el rábano picante, el wasabi o el jengibre. Las semillas y los frutos secos pueden comerse con moderación, y es aconsejable tomar un tazón de sopa de mijo todos los días, mejor antes del plato principal. A la hora de cocinar es recomendable usar aceite de sésamo, de maíz y semillas de mostaza.

Usar preferentemente el vapor y el salteado, y nunca el microondas. Entre los condimentos permitidos se encuentran la sal marina natural, el vinagre de arroz, el vinagre de umeboshi, ciruelas umeboshi, raíz de jengibre rallado, encurtidos fermentados, semillas de sésamo tostado, algas asadas y cebollas de primavera en rodajas.
Y para finalizar, vamos a incluir una breve lista con los alimentos que toda dieta macrobiótica ha de incluir indispensablemente:

Top Ten macrobióticos:
  • Hoja de legumbres verdes: alto contenido en Vits A y C, ácido fólico, betacaroteno, calcio y fitonutrientes.
  • Encurtidos: ayudan a mejorar la digestión
  • Chiles: fuente de beta caroteno
  • Shiitake: repletas de vitaminas B y C y minerales
  • Miso: rico en proteínas y carbohidratos
  • Frijoles: ricos en fibra y con un bajo indice glicémico
  • Rábanos: buena fuente de vitamina C
  • Ciruelas umeboshi: elevadas propiedades antibacterianas
  • Té verde: rica fuente de antioxidantes
  • Nueces: ricas en ácidos grasos omega 3 así como en magnesio, ácido fólico, potasio y vitamina E.
Como hemos dicho, la dieta macrobiótica no es en sí una dieta restrictiva de calorías, sino una forma concreta de alimentación de cuya práctica deviene una mejor regulación de nuestro cuerpo, con el resultado de que éste se libera de toxinas y desechos acumulados y consecuentemente, lograremos perder peso de una forma natural y sobre todo muy sana.
Facebook   Twitter  Aumentar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra Añadir a favoritos Enviar a un amig@ Imprimir
Sobre El Autor

Dietas.net

Con www.dietas.net aprenderás a bajar de peso rápido y fácil. Todos nuestros artículos están orientados a recetas, ejercicios y consejos de nutrición. ¡Te encantarán!

Comentarios
También Te Puede Interesar

DIETA CRUDÍVORA

12/17/2008 | Dietas.net

Dieta budista

03/03/2011 | Dietas.net

Lo Más Leído

LA CURA DE UVAS

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA ATKINS

05/30/2007 | Dietas.net

Dieta de emergencia

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ALCACHOFA

05/30/2007 | Dietas.net

El metabolismo y el peso

08/05/2010 | Dietas.net

Crema de aguacates y pepino

08/05/2010 | Dietas.net

DIETA DE LA MANZANA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA MONTIGNAC

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA PASTA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ZONA

05/30/2007 | Dietas.net

Publicidad

. .