HOME - ADELGAZAR - PÉRDIDA DE PESO SALUDABLE - CÓMO USAR EL ACEITE DE COCO



Cómo usar el aceite de coco

Por varios años el aceite de coco fue duramente criticado, debido a sus grandes porcentajes de grasas saturadas. No obstante, en la actualidad cada vez una mayor cantidad de personas lo consume. Si bien aporta calorías (como toda grasa) y por ende debe ser incorporado con moderación, puede brindar muchos beneficios al organismo.

No solo podrás comerlo untado como manteca en una deliciosa tostada, sino también agregado a tus batidos y en muchas otras recetas. Incluso es útil para nutrir el cabello y como crema para después de afeitar. ¿Por qué cambiar los aceites tradicionales que utilizamos por este producto? Veamos.


En primer lugar, hay que aclarar que la grasa saturada del aceite de coco no es dañina para el organismo; todo lo contrario, y por eso el producto sólido es un buen sustituto de la manteca. Es rico en ácido láurico, un elemento que lucha contra infecciones de todo tipo (virus, bacterias y hongos) y en fenoles, poderosos antioxidantes que revierten el envejecimiento celular.

Por otra parte, algunas investigaciones médicas indican que llevando una alimentación sana, haciendo actividad física y consumiendo 2 cucharadas diarias del aceite, es posible reducir la medida del abdomen. Después del estudio, las mujeres que habían llevado la misma rutina de alimentación y ejercicio pero tomaron aceite de soya, no adelgazaron tanto en comparación con quienes incorporaron aceite de coco.

Esto se explicaría porque el mismo se forma de lípidos de cadena media, que son asimilados más rápidamente por el organismo, transformándose en energía. En cambio, los aceites tradicionales están hechos de lípidos de cadena larga, que tienden a ser almacenados en el cuerpo como grasa.

El aceite de coco proviene de la pulpa de la fruta. Tal como sucede con otros, hay dos productos básicos a escoger: el extra virgen (que proviene de la primera prensada en frío) y el refinado (que viene del prensado con calor y químicos artificiales). En el segundo caso, el aceite es obtenido por mecanismos industrializados que lo hacen rendir más pero con un producto menos nutritivo y saludable.

Por eso, a la hora de elegir lo mejor será comprar el extra virgen o algún aceite que no haya sido blanqueado, refinado, desodorizado o que incluya elementos artificiales agregados. 

Un dato interesante a tener en cuenta es que el aceite de coco no es GMO, es decir que no ha sido manipulado genéticamente, lo que no sucede con los aceites baratos que suelen emplear la mayoría de las personas para cocinar.

Este producto puede ser empleado para cocinar, aunque hay que cuidar que no sobrepase el punto de humo (o límite de tolerancia al calor) que es de 177 grados; por lo general un aceite de cocina suele tener un mínimo de 180 grados.

 

Facebook  Twitter  Aumentar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra Añadir a favoritos Enviar a un amig@ Imprimir
Sobre El Autor

Dietas.net

Con www.dietas.net aprenderás a bajar de peso rápido y fácil. Todos nuestros artículos están orientados a recetas, ejercicios y consejos de nutrición. ¡Te encantarán!

Comentarios
Más Artículos
Lo Más Leído

LA CURA DE UVAS

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA ATKINS

05/30/2007 | Dietas.net

Dieta de emergencia

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ALCACHOFA

05/30/2007 | Dietas.net

El metabolismo y el peso

08/05/2010 | Dietas.net

Crema de aguacates y pepino

08/05/2010 | Dietas.net

DIETA DE LA MANZANA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA MONTIGNAC

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA PASTA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ZONA

05/30/2007 | Dietas.net

Publicidad

. .