HOME - NUTRICIÓN - SALUD - CÓMO REDUCIR EL ESTRÉS TOMANDO AGUA


Cómo reducir el estrés tomando agua

No es extraño que cuando estamos estresados, lleguemos a padecer un grado más o menos acusado de deshidratación. 

Aunque le suene raro, lo cierto es que el estrés conlleva un aumento de la frecuencia cardíaca, y un incremento de la frecuencia con que respiramos. Eso produce a su vez, una mayor pérdida de líquidos.

Además, cuando estamos estresados no solamente descuidamos nuestra alimentación, también nuestra hidratación: simplemente olvidamos beber. 


Aunque nos parezca demasiado fácil y simple, si tratamos de rebajar de manera apreciable el estrés de nuestra vida, una de las mejores formas de lograrlo es mantenernos suficientemente hidratados: 

Cuando nos sintamos estresados, probemos esto: bebamos un vaso de agua.

Pues aunque le parezca banal, la relación entre el efecto calmante del estrés y el agua está probada.

Una de las razones se encuentra en que todos nuestros órganos internos, incluyendo el cerebro, necesitan del elemento líquido para su correcto funcionamiento.

Por lo que cuando no tenemos suficiente agua en el cuerpo, éste no funciona como es debido y esto puede, por si mismo, conducir a la manifestación de estrés.

No queremos decir que por el simple hecho de beber agua en abundancia a lo largo del día, podamos resolver todas las causas de nuestro estrés: problemas de trabajo, hijos, dinero, etc. 

Pero si ya estas circunstancias, de por sí, le producen ese estado de estrés, es innecesario que le añada el que supone la deshidratación. 

Por el contrario, hidratándose conseguirá minimizar ese estado. Ello se debe a que la deshidratación produce un aumento de los niveles de cortisol, la denominada “hormona del estrés”, que responde cuando siente que el cuerpo está sufriendo una agresión, en este caso proveniente de la deshidratación: 

Si no le damos a nuestro cuerpo los líquidos que necesita, éste responderá liberando cortisol, que producirá una sensación de ansiedad y estrés.

La señal principal la recibimos de la sed: cuando la tenemos, ya estamos deshidratados. 

Otra señal indicativa la tenemos en el color de nuestra orina: cuando es muy oscura y parece más concentrado el olor, indica un grado de deshidratación.

El estrés comparte muchos de los síntomas de la deshidratación (o a la inversa, según se mire): taquicardia, fatiga, náuseas y dolor de cabeza. 

Por eso, si además está deshidratado, la magnitud de los síntomas puede empeorar. 

Y es que estas dos alteraciones pueden convertirse en un círculo vicioso que se potencien recíprocamente, por lo que hemos de tratar de romperlo.

Y para ello, una forma muy sencilla, pero que  ha demostrado su eficacia, es incrementar el consumo de agua.

Para mantenernos correctamente hidratados, hemos de saber aproximadamente el agua que hemos de beber.

Sin entrar en demasiada exactitud, deberíamos beber entre 35 y 70 ml de agua por kilo que pesemos.

Es decir, que si pesamos 80 kilos, al menos deberíamos beber tres litros de agua diarios, pudiendo llegar, si las condiciones lo requieren (climas cálidos, ejercicio intenso y mucha sudoración) hasta los 4 o 5 litros diarios. 

Si estamos en climas más fríos y tenemos una actividad más sedentaria, podemos mantenernos en el rango inferior.

Hay formas muy sencillas de beber suficiente agua todos los días: siempre deberíamos llevar una pequeña botella de agua tipo deportiva, y llenarla con regularidad. 

También es útil que siempre tengamos un vaso de agua a mano estemos donde estemos: en el trabajo, en la casa, en la mesilla de noche. 

Otra forma sencilla de añadir agua a nuestro organismo es sustituir el zumo o refresco o la taza de café, por un vaso de agua. 

Y sobre todo, beba continuamente pequeños sorbos de agua durante todo el día: haga el esfuerzo de beber al menos 8 vasos de agua diarios, pero no todos a la vez.

En todo momento mantenga agua cerca de usted cuando prevea situaciones de estrés o ya lo esté, eso le ayudará a afrontarlas con más serenidad y romperá el círculo vicioso del estrés. 

Con un pequeño esfuerzo de autocontrol y una botella de agua, usted podrá superar cualquier situación que antes le desbordaba.

Facebook   Twitter  Aumentar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra Añadir a favoritos Enviar a un amig@ Imprimir
Sobre El Autor

Dietas.net

Con www.dietas.net aprenderás a bajar de peso rápido y fácil. Todos nuestros artículos están orientados a recetas, ejercicios y consejos de nutrición. ¡Te encantarán!

Comentarios
También Te Puede Interesar

¿Qué es la enfermedad celíaca?

08/18/2014 | Dietas.net

Obesidad y embarazo

08/25/2014 | Dietas.net

El picoteo entre comidas

06/29/2010 | Dietas.net

Lo Más Leído

LA CURA DE UVAS

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA ATKINS

05/30/2007 | Dietas.net

Dieta de emergencia

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ALCACHOFA

05/30/2007 | Dietas.net

El metabolismo y el peso

08/05/2010 | Dietas.net

Crema de aguacates y pepino

08/05/2010 | Dietas.net

DIETA DE LA MANZANA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA MONTIGNAC

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA PASTA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ZONA

05/30/2007 | Dietas.net

Publicidad

. .