HOME - NUTRICIÓN - LAS VITAMINAS - LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA D


La importancia de la vitamina D

La vitamina D es uno de los nutrientes más olvidados y menos entendidos actualmente; y tener en el organismo los niveles adecuados de este elemento, permite prevenir y curar una gran lista de enfermedades. 

Se calcula que de los 30 mil genes presentes en el cuerpo humano, la vitamina D puede influenciar 3 mil. Por eso puede intervenir en el desarrollo de muchísimas dolencias. No obstante, solo en EEUU el 77% de la población es deficiente en este nutriente.

La vitamina D es una hormona esteroide que cualquier persona puede obtener a través de la exposición a los rayos solares, ciertas comidas y suplementos dietarios. Si bien existen varios tipos, la vitamina beneficiosa es la D3.


En más de 200 estudios epidemiológicos se han confirmado teorías que relacionan la vitamina D con ciertos cánceres. Más de 600 mil casos de cáncer de mamas y colo-rectal podrían prevenirse con el incremento de los niveles del nutriente. También así se podrían prevenir 16 tipos diferentes de cáncer, entre ellos de páncreas, ovarios, pulmones, próstata y piel. Incluso, varios estudios certifican que el consumo de vitamina D baja el riesgo de cáncer en general en un 60%.

Las muertes por cáncer pueden prevenirse en un 30% incrementando las dosis de vitamina D en la población. Las mujeres de piel clara que han pasado más tiempo al sol tienen 50% menos probabilidades de desarrollar cáncer de mamas en grado avanzado que aquellas que tomaron menos sol.

Ahora bien ¿cómo se explican estos fenómenos? En primer lugar, la vitamina D incrementa la autodestrucción de las células que han mutado, y que podrían convertirse en un cáncer. Además, reduce el esparcimiento y reproducción de células cancerosas, como así también, el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos desde los que ya existen, que es uno de los procesos que lleva a despertar los tumores latentes.

La vitamina D lucha contra el resfrío y la gripe; incluso regula la expresión de genes que influencian al sistema inmune cuando ataca y destruye bacterias o virus. De hecho, es muy raro que alguien con buenos niveles del nutriente caiga enfermo con una gripe.

La única longitud de onda que produce vitamina D en el cuerpo son los rayos UVB. Estos solo penetran la atmósfera cuando el sol está en un ángulo de más de 50° con respecto al horizonte. Por debajo de esa posición, la capa de ozono solo refleja los rayos UVB pero deja pasar los UVA. La noción de que deberíamos evitar el sol y utilizar siempre protector para evitar el cáncer de piel, es un mito.

De hecho, la exposición controlada a los rayos UV es una de las mejores formas de protegernos contra el cáncer. Por supuesto, las quemaduras de sol son peligrosas y no se recomienda llegar a exponerse a los rayos hasta este punto. Existe una forma de cáncer de piel no relacionada con el melanoma, que no es tan peligrosa como la otra.

Las muertes asociadas a este tipo de cáncer son 1500 por año en EEUU. No obstante, casi 300 mil personas mueren por año por cánceres de todo tipo, porque sus niveles de vitamina D son demasiado bajos. De hecho hasta hace poco, la mayor parte de las pantallas solares bloqueaban los rayos UVB -que son los que producen vitamina D- y no los UVA, que son los dañinos.

El sol es la fuente ideal para obtener este elemento, pero las personas que viven en el hemisferio norte no tienen suficiente luz solar la mitad del año. En este caso, los expertos sugieren tomar suplementos con vitamina D o utilizar camas solares adecuadas. Las que no debes usar son las que utilizan un balasto magnético; lo sabrás por el ruido que produce, un sonido agudo fuerte. Las camas electrónicas no emiten la misma cantidad de radiación dañina que las otras.

Por otra parte, también debes mirar los tipos de bombillas que están siendo utilizadas; algunas de ellas tienen el rango de rayos UVB y UVA adaptado para que obtengas más de los primeros -que son los beneficiosos- incluso más que con el sol. Así, este tipo de radiación está más controlada que la exposición a la luz solar natural. A pesar de estas explicaciones, debemos aclarar que para la Organización Mundial de la Salud el bronceado por cama solar no es seguro.

Para optimizar tus niveles de vitamina D y obtener un bronceado saludable, es importante que en los primeros días limites tu exposición al sol, para permitir a las células de tu piel (los melanocitos) recuperarse y producir pigmentación de protección. Mientras más oscura se vuelve tu dermis –y más bronceada quieras quedar- más tiempo puedes estar en el sol. Si eres una persona de piel oscura y tomas sol bien temprano o bien tarde, tus primeras sesiones pueden ser de hasta ½ hora.

Finalmente, otra de las recomendaciones de los expertos es no bañarse con jabón al menos durante la hora siguiente de haber estado en el sol, salvo en las axilas y la ingle. Esto es porque al cuerpo le lleva tiempo convertir la radiación de los rayos UVB en vitamina D3. De todos modos, para no perder los beneficios puedes lavarte solo con agua.

Facebook   Twitter  Aumentar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra Añadir a favoritos Enviar a un amig@ Imprimir
Sobre El Autor

Dietas.net

Con www.dietas.net aprenderás a bajar de peso rápido y fácil. Todos nuestros artículos están orientados a recetas, ejercicios y consejos de nutrición. ¡Te encantarán!

Comentarios
También Te Puede Interesar

LA VITAMINA A

09/30/2007 | Dietas.net

LA VITAMINA E

06/07/2008 | Dietas.net

LA VITAMINA C

05/03/2007 | Dietas.net

Las vitaminas hidrosolubles

12/15/2008 | Dietas.net

LAS VITAMINAS

01/16/2009 | Dietas.net

Lo Más Leído

LA CURA DE UVAS

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA ATKINS

05/30/2007 | Dietas.net

Dieta de emergencia

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ALCACHOFA

05/30/2007 | Dietas.net

El metabolismo y el peso

08/05/2010 | Dietas.net

Crema de aguacates y pepino

08/05/2010 | Dietas.net

DIETA DE LA MANZANA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA MONTIGNAC

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA PASTA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ZONA

05/30/2007 | Dietas.net

Publicidad

. .