HOME - NUTRICIÓN - LAS PROTEINAS - CÓMO FUNCIONAN LAS PROTEÍNAS EN EL CUERPO?


Cómo funcionan las proteínas en el cuerpo?

Las proteínas son uno de los elementos más importantes y vitales en cuanto a estructura y funcionalidad del cuerpo humano se refiere.

Son, después del agua, el componente más cuantioso en su composición y están presentes en todos los órganos y sistemas del cuerpo, apareciendo en prácticamente todas las funciones que éste realiza.

Entre éstas se encuentran el control y regulación del metabolismo al formar parte de la mayoría de las hormonas.

Proporcionan la estructura y la resistencia de todas las células y tejidos del organismo, y participan en el control de las reacciones bioquímicas que se dan en el cuerpo; además, es integrante fundamental del sistema inmunológico.

Asimismo intervienen en la regulación de la división celular y en los mecanismos de reparación celular; participan de una forma imprescindible en la creación de nuevas células.

Así que sin las proteínas, nuestro cuerpo dejaría de existir. Detallemos un poco más sus diversas funciones:
Para hacernos una idea de su importancia, basta saber por ejemplo, que son parte de la membrana externa de todas las células, es decir, conforman la estructura misma de las células.

Son los componentes fundamentales de muchas de las estructuras de nuestro cuerpo: el cabello, los músculos, la piel y prácticamente todos los órganos y tejidos del cuerpo; están en ellos, actuando, además, en el fortalecimiento de sus estructuras. 
Son vitales para el movimiento muscular y de los tejidos que requieran contracciones rítmicas, como el corazón, los intestinos, etc., permitiendo procesos como el movimiento y contracción muscular, el funcionamiento cardíaco o la digestión, por ejemplo.
Para la realización de las reacciones químicas (bioquímicas) necesarias para los diversos procesos metabólicos del cuerpo están las enzimas, que actúan como catalizadores (aceleradores) de dichas reacciones. Estas enzimas son un tipo particular de proteínas, pero proteínas al fin y al cabo. 
Sin las enzimas no podríamos respirar, digerir los alimentos o realizar, en definitiva la práctica totalidad de los procesos orgánicos.

Son tal vez los mediadores más importantes de todo el metabolismo, y sin ellas, éste no se podría realizar o tardaría muchísimo más tiempo en llevarse a cabo, ralentizando enormemente cualquier proceso de incorporación, asimilación, digestión o excreción de cualquier producto en nuestro cuerpo.
En el proceso vital normal de todo organismo, las células también envejecen y mueren; además pueden enfermar o dañarse.

Por ello, el organismo biológico humano (así como el animal y el vegetal) cuentan con un proceso de reparación así como de creación celular a base de la división de las mismas, proceso llamado mitosis, y que es regulado por factores de crecimiento.

Cuando hay una ausencia relativa de estas proteínas, puede darse lugar a trastornos del proceso de división celular que conllevan la aparición de tumores y cánceres.
Las hormonas son los principales responsables de todos los cambios que se van procesando en el organismo humano desde su concepción hasta su muerte: regulan el crecimiento, el desarrollo (son fundamentales durante la pubertad, y determinan el grado de fertilidad mediante el ciclo menstrual y la producción de esperma).
Asimismo, determinan la masa muscular, la altura, peso y constitución del cuerpo, el crecimiento y disposición del cabello, todo el metabolismo, e incluso nuestros procesos psíquicos y psicológicos, como el desarrollo de la inteligencia, memoria, capacidades sensoriales, temporales y espaciales, etc., etc.

Pues bien, la mayoría de las hormonas tienen una constitución proteica, de ahí otra de las razones de la enorme importancia de las proteínas.
Finalmente, las proteínas entran a formar parte de la estructura molecular de los principales agentes defensivos del cuerpo: los anticuerpos.
Gracias a ellos, el cuerpo se defiende de los ataques de elementos extraños y nocivos a él, por ejemplo, bacterias y virus.

Cada anticuerpo fabricado, está específicamente dirigido contra un antígeno o elemento infeccioso, cuya existencia es virtualmente ilimitada.
De ahí la importancia de las proteínas como elementos constituyentes de la fabricación de los anticuerpos: su variedad ha de ser prácticamente infinita.
Cuando el cuerpo ha fabricado el correspondiente anticuerpo, éste se une al elemento infeccioso y lo bloquea o destruye.

Como hemos visto, sin la presencia de las proteínas en nuestro cuerpo, éste jamás llegaría a funcionar, así pues, es importante que midamos y dosifiquemos su ingesta para proporcionarle las que necesite.
Facebook   Twitter  Aumentar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra Añadir a favoritos Enviar a un amig@ Imprimir
Sobre El Autor

Dietas.net

Con www.dietas.net aprenderás a bajar de peso rápido y fácil. Todos nuestros artículos están orientados a recetas, ejercicios y consejos de nutrición. ¡Te encantarán!

Comentarios
También Te Puede Interesar

Alimentos altos en proteinas

09/12/2014 | Dietas.net

5 buenas fuentes de proteina vegetal

10/22/2014 | Dietas.net

PROTEINAS VEGETALES

07/02/2009 | Dietas.net

AMINOÁCIDOS

01/31/2008 | Dietas.net

Lo Más Leído

LA CURA DE UVAS

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA ATKINS

05/30/2007 | Dietas.net

Dieta de emergencia

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ALCACHOFA

05/30/2007 | Dietas.net

El metabolismo y el peso

08/05/2010 | Dietas.net

Crema de aguacates y pepino

08/05/2010 | Dietas.net

DIETA DE LA MANZANA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA MONTIGNAC

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA PASTA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ZONA

05/30/2007 | Dietas.net

Publicidad

. .