HOME - NUTRICIÓN - ALIMENTOS - LEGUMBRES - ES MALO LA SOYA PARA LA SALUD?


Es Malo La Soya Para La Salud?

La soya es una leguminosa que durante los últimos años ha tenido un gran auge tanto en su consumo como  en su desacreditación. Se habla mucho sobre las propiedades que posee y como puede beneficiar principalmente la salud de la mujer, aunque por otro lado se pone en tela de juicio el daño que puede ocasionar al organismo el uso de fertilizantes y productos químicos para hacer más resistentes los cultivos.      


La soya es una leguminosa muy económica que su costo de producción permite que se utilice en la formulación de muchísimos productos principalmente alimentos procesados y como se llega a combinar también con alimentos cárnicos muchas personas en Estados Unidos y algunos otros países llegan a consumir la soya sin saber que es un ingrediente de los productos procesados que comen. También hay fórmulas para niños que son intolerantes a la lactosa y consumen formulas a base de soya.

El consumo y la producción de esta leguminosa comenzó en Asia y su consumo era en mayor proporción en este país comúnmente se usa mezclado con otros alimentos pero en la actualidad su consumo se fomentó alrededor del mundo y su producción se expandió a gran escala en países como Estados Unidos.

Esta leguminosa es utilizada como materia prima para muchos platillos y sean realizado diversas investigaciones sobre sus propiedades.   

La soya es un alimento que si se consume crudo tiene muchas toxinas y causa daños a la salud pero si entra en un proceso de cocción se elimina la mayoría de los Antinutrientes que contiene. 

También se han realizado muchos productos a base de soya como leches, sustitutos de carne para los veganos, etc.

Existe mucha controversia sobre el consumo de soya y lo que ocasiona a la salud su consumo debido a que en Estados Unidos casi en su totalidad la soya que se produce la modifican genéticamente para hacer más resistentes los cultivos, pero la preocupación son los tipos de químicos utilizados como herbicidas.

En los países occidentales consumen los productos derivados dela soya y casi no se come de forma directa. En cambio en  Estados Unidos se utiliza la soya para extraer el aceite de soya que es el producto derivado de la soya que más se consume.   

Cuando a la soya se le extrae la grasa queda solo la harina que está compuesta en su totalidad por proteína vegetal, algunos productores la llegan a emplear para producir soya aislada y venderla como suplemento, otros productores simplemente la dan como alimento para el ganado.

La demanda del consumo de soya ha ocasionado que se realicen muchas investigaciones sobre la soya entre las cuales también se han encontrado efectos positivos para la salud de las personas como por ejemplo el consumo de proteína de soya ayuda a disminuir lípidos en sangre como el colesterol total y LDL.

Cabe mencionar que hay estudios que no encuentran el mismo efecto reductor de lípidos sanguíneos además con esto no debemos pensar ni asegurar que si se llega a disminuir el colesterol estaremos previniendo enfermedades cardiovasculares, recordemos que existen muchos otros factores que ocasionan enfermedades cardiacas.

La mayoría de las investigaciones son observacionales algunos muestran datos significativos en la reducción de enfermedades cardiovasculares pero otros en definitiva no lo hacen.

El cáncer de próstata una enfermedad que se manifiesta en la  edad adulta de los hombres se puede ver reducido el riesgo de padecerlo si se tiene un consumo adecuado de esta leguminosa según algunos estudios realizados.    

es de minerales como el potasio, fósforo, selenio, manganeso, cobre, hierro, magnesio, calcio, también es muy rica en vitaminas como la vitamina k, tiamina (B1), riboflavina (B2), ácido fólico.

Su mayor contenido es de proteína vegetal por ejemplo 100gramosde soya aportan 17gramos de proteína, muchos vegetarianos que no consumen ningún tipo de carne de animales basan su consumo de proteína en la soya ya que es una leguminosa con alto contenido de proteína.

Lo cierto es que se debe revisar el grado decocción de la soya porque si se cocina a una temperatura muy elevada se pueden perder algunas proteínas por el proceso de desnaturalización que ocurre a altas temperaturas y esto ocasiona que se disminuya la calidad de la proteína.   

También tiene un alto contenido de fibra y poca grasa.

La soya tiene algunos Antinutrientes llamados fitatos que no son absorbibles y pueden impedir la absorción de algunos minerales que contiene esta leguminosa.

Se debe reducir el consumo de aceite de soya u otros aceites vegetales debido a que tienen alto contenido de un ácido graso el Omega-6 y muchas investigaciones han demostrado que un consumo elevado de Omega-6 puede conducir a la inflamación entre otros daños para la salud. 

De igual manera hay que tener precaución en la ingesta de productos procesados que contengan aceite de soya porque también contendrán gran cantidad de Omega-6. 

La disponibilidad de los nutrientes en la soya dependerá en su totalidad del proceso que se le haya dado y el tipo de producto que se esté consumiendo.

La soya natural contendrá mayor cantidad de nutrientes que serán aprovechados por el cuerpo que otros derivados como el aceite de soya y la proteína de soya que no nos darán un aporte significativo de nutrientes y por el contrario su consumo podría llegar a ser más perjudicial que benéfico para la salud. 

La dieta de los Asiáticos tiende a ser mucho más saludable que las dietas occidentales, pese a que Asia es uno de los países que más producen y consumen la soya, está no es base principal de su alimentación. Esto es el motivo principal por el cual el consumo de isoflavonas de soya tiende a ser muy bajo.

Hay investigaciones que demuestran que el natto ayuda a fortalecer el corazón y los huesos debido a que contiene una buena cantidad de vitamina K, en la actualidad por el estilo de vida y el tipo de dieta que llevan las personas no la consumen en suficiente cantidad.

Si la soya es fermentada ayuda a que el ácido fítico sea degradado aunque no se eliminen las Isoflavonas, por eso es más recomendable el uso de los fermentados de soya y en pequeñas dosis 

El consumo excesivo de Isoflavonas puede alterar la función hormonal del cuerpo debido a que puede ser precursor para que se produzcan mayor cantidad de hormonas o puede inhibir la función de las hormonas que el cuerpo está produciendo de forma natural.  

Las Isoflavonas son sustancias vegetales que pueden funcionar como estrógenos en el cuerpo lo cual permite que exista un equilibrio hormonal principalmente en la mujer además también tiene funciones que son protectoras.

Pero  ¿Qué son los estrógenos?

Son hormonas esteroideas que todo ser humano tiene pero se manifiestan más en las mujeres, tienen funciones importantes como regular el ciclo de reproducción y el desarrollo sexual, además durante el desarrollo y la madurez principalmente de la mujer hay cambios en la cantidad de estrógenos lo podemos observar con mayor facilidad durante el climaterio o también llamado menopausia.  

Es aquí donde la soya juega un papel importante debido a que contiene gran cantidad de Isoflavonas que funcionan como fitoestrógenos y tienen la capacidad de activar los receptores de estrógenos en el cuerpo al igual que puede interrumpirlos.

Muchas mujeres que no desean tomar hormonas esteroideas en medicamentos optan por incrementar en su dieta el consumo de soya pretendiendo  que las Isoflavonas que contiene este alimento ayuden a disminuir los síntomas de la menopausia.

 Las Isoflavonas ayudan a controlar los niveles de estrógenos durante este periodo por el que pasa la mujer en edad adulta y de esta forma evitan los malestares que llega a ocasionar la perdida de estrógenos,  también es cierto que se disminuye de forma considerable  el riesgo de pérdida ósea.

Aun así este es un tema de mucha controversia, mientras que algunas personas defienden el uso de la soya como una alternativa natural y que aporta beneficios a la salud. Otros consideran que los riesgos pueden ser mayores.

Las investigaciones realizadas en animales muestran que las Isoflavonas pueden ser precursores del cáncer de mama y otras investigaciones realizadas en humanos indican que las Isoflavonas de la soya estimulan la proliferación y la actividad de las células epiteliales en los senos estas son las más propensas a volverse cancerosas.

Varios estudios demuestran que incrementar el consumo de soya en la dieta también favorece al aumento de las células epiteliales en los senos. Esto puede hacer que las mujeres sean más propensas a padecer cáncer de mama. Aunque otras investigaciones demuestran que las mujeres que tienen un consumo frecuente de soya disminuyen considerablemente el riesgo de padecer cáncer de mama.

Al tener un efecto en las hormonas también se puede llegar a tener alteraciones en el ciclo menstrual en el que se puede alargar o retrasar y ocasionar alteraciones hormonales.

Antes de tomar la decisión de consumir las Isoflavonas como un tratamiento natural es recomendable que las mujeres se hagan revisiones médicas y perfiles hormonales y así evitar alterar la función hormonal de su cuerpo. 

Las Isoflavonas de la soya actúan sobre las hormonas, como sabemos la tiroides es una hormona esto significa que si existe la posibilidad de que las Isoflavonas interfieran en la función dela hormona tiroidea, actúan como goitrógenos que son sustancias con la capacidad de inhibir la función de la enzima peroxidasa tiroidea la cual es la principal enzima para que exista producción de hormonas tiroideas.

En Japón fue realizado un estudio en adultos que consumían 30gramos de soya diarios en un periodo de 3 meses y dio como resultado un incremento de la hormona TSH que es la hormona estimulante del tiroides, la cual se vio alterada, entre los síntomas que experimentaron quienes se sometieron al estudio fueron somnolencia, estreñimiento, malestar general y agrandamiento de la tiroides. En cuanto las personas dejaron de comer la soya todos los síntomas desparecieron.

Existen otras investigaciones  que no muestran ningún efecto de la soya en la hormona tiroidea.

Aunque las Isoflavonas tienen efecto sobre la tiroides no existen evidencias concluyentes que indiquen que su consumo provoque hipotiroidismo en adultos.

Los hombres tienen una muy baja cantidad de estrógeno en su organismo, los que llegan a tener una cantidad elevada pueden comenzar a presentar alteraciones hormonales.

Si los hombres comen la soya, es normal que las Isoflavonas tengan algún efecto en el organismo y tiendan a aumentar la actividad de los estrógenos.

En una investigación clínica de infertilidad se realizó un estudio en hombres en los que se obtuvo como resultado que aquellos que habían comido mayor cantidad de soya durante 3 meses su conteo de espermatozoides fue menor que los que no la consumieron. Es necesario aclarar que solo es una correlación no se pretende decir que si se consume soya disminuye el conteo de espermatozoides.  Existen estudios que indica que si el consumo de Isoflavonas de la soya es mínimo un aproximado de 40 miligramos diarios no se genera ningún efecto en las hormonas masculinas o en localidad del semen.       

Muchas personas piensan que con el consumo de Isoflavonas de la soya se producen mayor cantidad de estrógenos y se disminuye la testosterona en hombres. Lo cierto es que no hay datos certeros se deben realizar más investigaciones ya que algunos de los estudios que existen muestran solo una pequeña reducción en los niveles de testosterona mientras que otros estudios no muestran efectos.   

Como estos no son datos concluyentes podríamos decir que es seguro un consumo mínimo (40 miligramos) de Isoflavonas de la soya para que no cause efectos o alteraciones en las hormonas masculinas y es necesario realizar investigaciones más específicas para tener datos concretos.

Exponer a los bebes al consumo de fórmulas lácteas a base de soya puede llegar a perjudicarla salud de los pequeños.

Una investigación realizada en lactantes alimentados con fórmula de soya incrementaron el tejido mamario notoriamente a los 2años a comparación delos niños con lactancia materna exclusiva o los que consumieron fórmulas lácteas a base de leche.     

Otras investigaciones realizadas a largo plazo dieron a conocer que los niños alimentados con fórmulas a base de soya pasaran en una edad más corta por la etapa de la pubertad. 

Estudios muestran que en mujeres que consumieron fórmulas de soya en su infancia cuando se encuentran en la etapa de la pubertad y ya tienen su ciclo menstrual aumentan los cólicos y se prolonga más el periodo.

Como la soya es una leguminosa rica en minerales se debe tomar en cuenta los efectos que esto producen sobretodo en lactantes por ejemplo el manganeso, un consumo excesivo de este puede conducir a problemas neurológicos, también la soya contiene aluminio el cual puede producir un efecto tóxico principalmente en los riñones de los bebes. 

La lactancia materna exclusiva siempre será la opción número uno para que los bebes se alimenten adecuadamente, pero para aquellas madres que no puedan dar pecho es recomendable consultar con el médico las diversas alternativas que existen sobre fórmulas lácteas que sean a base de leche, o en caso de ser intolerantes a la lactosa existen otras fórmulas a base de arroz, son mejores opciones que el consumo de una fórmula a base de soya. 

Como podemos ver existen muchas controversias en el consumo de soya, hay investigaciones que afirman los grandes beneficios que aporta su consumo, pero al mismo tiempo existen otras investigaciones que contradicen estos puntos.

Cabe señalar que muchas de las investigaciones que muestras los efectos benéficos para el cuerpo fueron patrocinadas por la industria que produce, procesa y mercadea la soya o algunos delos autores estaban vinculados económicamente con la industria de la soya.   

No se trata de desacreditar estas investigaciones pero si es necesario tener en cuenta que pueden ser realizadas más por intereses económicos que de salud.

Lo recomendable es moderar o evitar el consumo principalmente en mujeres que se encuentren en una etapa de la vida donde haya mucha variación hormonal como la menopausia, el embarazo y lactancia.

Las fórmulas infantiles a base de soya se deben usar solo en caso de ser necesarias siempre cuidando la salud de los bebes y siguiendo las recomendaciones de los médicos.

Como no existen evidencias concluyentes sobre los beneficios o perjuicios de la soya lo más recomendable es no incluirla en el consumo diario, sino en un consumo variado y ocasional dentro de la dieta procurando en caso de comerla que sea en dosis bajas. 
Facebook   Twitter  Aumentar el tamaño de la letra Reducir el tamaño de la letra Añadir a favoritos Enviar a un amig@ Imprimir
Sobre El Autor

Dietas.net

Con www.dietas.net aprenderás a bajar de peso rápido y fácil. Todos nuestros artículos están orientados a recetas, ejercicios y consejos de nutrición. ¡Te encantarán!

Comentarios
También Te Puede Interesar

Frijoles o judías pintas

05/21/2010 | Dietas.net

Es Malo La Soya Para La Salud?

08/26/2014 | Dietas.net

EL HABA

03/11/2009 | Dietas.net

LAS LENTEJAS

02/24/2009 | Dietas.net

El Garbanzo

06/14/2007 | Dietas.net

La Soja

05/21/2010 | Dietas.net

Lo Más Leído

LA CURA DE UVAS

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA ATKINS

05/30/2007 | Dietas.net

Dieta de emergencia

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ALCACHOFA

05/30/2007 | Dietas.net

El metabolismo y el peso

08/05/2010 | Dietas.net

Crema de aguacates y pepino

08/05/2010 | Dietas.net

DIETA DE LA MANZANA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA MONTIGNAC

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA PASTA

05/30/2007 | Dietas.net

DIETA DE LA ZONA

05/30/2007 | Dietas.net

Publicidad

. .